Ayuda española de impresión para el 3D de HP

HP está en pleno proceso de reinvención, una de las más profundas que está teniendo lugar en la industria con una división de la organización incluida. Hace siete meses, pasó por nuestro país Meg Whitman, la consejera delegada de HP, y entonces anunció que su negocio mundial de impresión 3D se concentraría en Barcelona, concretamente en Sant Cugat, donde desde 1985 ya existen un centro de referencia en impresión de gran formato (con 600 empleados dedicados a ella). De hecho, Ramón Pastor, director de aquel centro que emplea a unas 3.600 personas (450 de ellos ingenieros, 66% titulados superiores), será quien lidere este proyecto.

Por aquel entonces, la propia Whitman avanzó que para finales de año haría un gran anuncio. Ahora sabemos que el Consejo de Ministros, dentro del Plan de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2013-2016, aprobó el pasado viernes la concesión de una ayuda de 21,25 millones de euros a HP para el desarrollo de una nueva impresora 3D. Este importe se concederá, por un lado, mediante la fórmula de subvención de 5,31 millones y, por otro, como préstamos de 15,94 millones de euros.

Con esta aportación, España aporta casi la mitad del presupuesto que HP ha destinado (50 millones de euros) a su iniciativa de I+D que ha bautizado como ‘nuevo sistema de impresión 3D: Investigación industrial en tecnología y componentes para la potenciación de la fabricación aditiva’. Hay que ver cómo han cambiado las prioridades respecto a mayo de 2013, cuando Helena Herrero, presidenta de HP España, se preguntaba en una entrevista en El País si realmente la impresión 3D era viable industrialmente. Vaya si lo es, a juzgar por el boom del último año que, imagino, ha hecho que HP vuelva a querer recuperar una plaza de la que ha sido desplazada: el liderazgo del mercado de Impresión.

España le ha ganado la partida a países como Israel o Singapur, que también pujaban por ser quienes desarrollaran este producto. Pero a uno le asaltan las dudas: ¿por qué Israel o Singapur no se han llevado el gato al agua? ¿Es que sus Gobiernos no han subvencionado lo suficiente? ¿Habría localizado HP su centro de I+D si no supiera de antemano que recibiría esos 21,25 millones de euros para el que está llamado a reflotar su negocio de Impresión?  No podemos olvidar que HP no pasa por su mejor momento…

Por otro lado, en términos de empleo, ¿qué supone realmente este anuncio? Las informaciones hablan de la generación de casi 200 puestos, pero ojo, que hay letra pequeña. En HP únicamente se crearán 12 puestos, mientras que otros 60 aproximadamente llegarán por la vía de la subcontratación (el 28% del presupuesto). ¿Significará esto más trabajo precario del que, además, HP no se responsabilizará porque desviará esa carga sobre las entidades colaboradoras?

¿Dónde están los otros puestos? Sencillamente, no están, pues no son de nueva creación. Lo que sucede es que se consolidan más de 110 puestos, eufemismo de moda que viene a indicar que ese centenar de trabajadores que estaban en la cuerda floja tendrán un poco más de oxígeno. Oxígeno que les faltó a los más de 200 empleados despedidos -sin posibilidad de recolocación- en la planta de outsourcing que HP tiene en Zaragoza.

No me entiendan mal: atraer inversión extranjera siempre es una buena noticia (más aún en materia de I+D), pero sobre todo lo es cuando el imán es la calidad de nuestros ingenieros. Cuando por el contrario el polo de atracción son los bajos costes salariales y las subvenciones del Estado, deja de ser una relación win-win, como les gusta decir a los anglosajones. El producto no estará listo para su comercialización hasta 2016 y para que realmente se revolucionario habrá de salvar dos de las principales barreras con que se topan las impresoras 3D: la velocidad y la calidad. Veremos si son capaces. Por cierto, ojo al polímero que utilizará el nuevo producto. HP ya ha desarrollado el suyo propio y, como sucede con las impresoras tradicionales, los ‘consumibles’ podrían ser los que se lleven la mayor parte del margen.

var dd_offset_from_content = 40;var dd_top_offset_from_content = 0;var dd_override_start_anchor_id = «»;var dd_override_top_offset = «»;

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *