Contratos a dedo: ¿Práctica generalizada?

Cuando el otro día saltó la noticia de la Operación Púnica, muchos fueron los que se sorprendieron de cómo la informática parecía servir a los corruptos para blanquear dinero y devolver favores. Lo peor de todo, no sólo es el hecho de la corrupción en sí y que esté implicada una empresa como INDRA, que ha hecho las veces de embajadora de la manoseada Marca España, sino que cuando uno quiere profundizar en el tema no encuentra más que portazos.

Durante la elaboración del post de la semana pasada sobre la supuesta corrupción de INDRA con la trama de Granados y el ICM de la Comunidad de Madrid, ya no es únicamente que la compañía afectada se negara a ponerse en contacto para defenderse de tamañas acusaciones, sino que cuando contacté con otras empresas adjudicatarias para conocer sus impresiones prefirieron guardar silencio. Hablo de multinacionales del tamaño de IBM, Fujitsu o HP (ésta última tuvo la deferencia de hacer comentarios off the record). En el caso concreto de IECISA, por ejemplo, llegaron a desmarcarse con un “ese asunto nada tiene que ver con nosotros” (punto y final) a pesar de que esta compañía es una de las que ha ganado contratos millonarios para implataciones de SAP en el gobierno de la Comunidad de Madrid, cuyo proceso de adjudicación estaba en entredicho.

Ahora le toca el turno a la Generalitat de Catalunya -que con el caso Pujol también había salpicado ya a INDRA-. ¿Cuáles es la compañía que supuestamente se habría beneficado de contratos a dedo? El Grupo Seidor, probablemente, el mejor partner de SAP en España (tal y como avalan los numerosos premios que atesora). Según llevan años destapando, primero ABC y estos días El Confidencial, el móvil de estas adjudicaciones es que Seidor tiene como empleado a Joan Antoni Rakosnik, es decir, al hermano de la mujer de Artur Mas.

Reza la página web de Seidor “nuestro equipo es nuestro éxito” y a juzgar por la trayectoria de la compañía desde que fichó al cuñadísimo en octubre de 2009, como se le conoce en algunos círculos catalanes, no puede ser más verdad. Vaya por delante que nada se ha probado todavía, pero hay que admitir que las coincidencias llaman a la sospecha. Si entre enero de 2006 y septiembre de 2009 Seidor sólo había sido capaz de facturar a la Generalitat contratos por valor de 5,3 millones de euros, desde la entrada de Rakosnik hasta diciembre de 2010 la cifra escaló hast los 9,1 millones de euros.

SinDominio Rakosnik

Joan Antoni Rakosnik

“No es para tanto”, pensarán, y tienen toda la razón… lo que sucede es que Artur Mas llegó a la Generalitar un 27 de diciembre de 2010 y sólo en 2011 y 2012 Seidor ganó concursos por valor de más de 322 millones de euros. Eso es efectividad. No sólo eso, sino que según desvela El Confidencial, a esa cifra hay que sumar la cantidad de contratos adjudicados mediante procedimiento de negociado sin publicidad, esto es, a dedo, muchos de los cuales ni siquiera aparecen en el Diario Oficial de la Generalitat.

La cosa huele mal, eso es innegable. No podemos olvidar tampoco que meses antes, el Teniente Luis Gonzalo Segura había denunciado contratos de suministros informáticos al Ejército inflados y adjudicados también al Grupo Seidor (decisiones éstas que se tomaban desde Madrid). Y Seidor sin pronunciarse, lo que tampoco ayuda a pensar bien. Paradójicamente, entre los argumentos de venta del software que comercializa Seidor (SAP HANA) destaca la necesidad de toma de decisiones en tiempo real, algo que está muy lejos de las reacciones que, no solo Seidor, sino el resto de la industria TIC parecen tener cuando se trata de abordar la corrupción.

¿Cuál es la conclusión que podemos extraer, en gran medida, debido al silencio de la industria TIC? Que esto de los contratos a dedo es una práctica generalizada, con la confección de pliegos a medida como la estrella de estas particulares best practices. Otra tarea en el complicado check list del CIO de la AGE, Domingo Javier Molina: Acabar de raíz con estos acuerdos bajo mesa, voz populi en la industria,  que parece retroalimentarse por el sistema de las compensaciones, “hoy se lo adjudico a éste y, tranquilo, mañana a ti”.

Invito desde aquí a cualquier empresa del sector a enviarme una  tribuna mostrando su parecer y muy gustosamente la publicaré en este espacio.

var dd_offset_from_content = 40;var dd_top_offset_from_content = 0;var dd_override_start_anchor_id = «»;var dd_override_top_offset = «»;

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *