El mainframe, motor de nuestro día a día

Edurne Goiriena.

Edurne Goiriena.

Cualquier ciudadano de a pie no puede ver o tocar un mainframe, como habitualmente hace con un dispositivo móvil. Sin embargo, este servidor corporativo está presente en casi todas sus actividades cotidianas y podemos decir, sin exagerar, que en la sociedad de hoy en día no podríamos vivir sin un mainframe de la misma forma que no podríamos estar sin móvil.

El lanzamiento del primer sistema mainframe, System 360, hace 50 años supuso una auténtica revolución tanto en los procesos informáticos como en los de negocio y sigue siendo hoy crucial en nuestro día a día. Y es que medio siglo después, estas máquinas se han convertido en la plataforma tecnológica de referencia en la actual “era digital”.

Desde 1964, el sistema mainframe se ha mantenido a la vanguardia de la innovación tecnológica, ha permitido la transformación de muchas industrias y ha intervenido en, por ejemplo, la creación del primer cajero automático, la banda magnética de las tarjetas de crédito, la invención del código de barras o el desarrollo de la banca móvil.

También ha revolucionado la forma en la que los educadores imparten sus cursos, los gobiernos ofrecen y gestionan los servicios públicos, la gente hace sus compras, consulta las predicciones meteorológicas o reserva billetes de avión. Algunos de los avances tecnológicos más impactantes de las pasadas décadas – entre los que se incluyen las misiones espaciales de la NASA – han sido también posibles gracias al mainframe.

Hoy en día más del 80% de los datos empresariales a nivel global residen en un mainframe y el 71% de las compañías que están incluidas en la lista Fortune 500 tienen sus negocios centrales localizados en estos servidores.

SinDominio_Mainframe_EvolucionEstos servidores corporativos de IBM están diseñados para soportar entornos de cloud computing, big data y analítica, que son sin duda las tecnologías actuales con más futuro. Si hay un sistema capaz de servir de apoyo a múltiples empresas, que proporciona una experiencia de usuario única, que ofrece monitorización de uso al milímetro y que soporta las actividades de miles de usuarios utilizando un pequeño grupo de administradores y con la máxima seguridad, ese es el mainframe.

Hoy en día más del 80% de los datos empresariales a nivel global residen en un mainframe y más de 225 gobiernos de todo el mundo confían en él.

Por citar algunos ejemplos concretos, Visa utiliza el mainframe para hacer más seguros los pagos con tarjeta de crédito o de débito cada año. De hecho, estos sistemas procesan siete billones de dólares en pagos con Visa, cifra que equivale al producto interior bruto de Japón, la tercera economía más grande del mundo.

IBM Serie zLas administraciones públicas también obtienen importantes ventajas. En concreto, más de 225 gobiernos estatales y locales de todo el mundo confían en el mainframe para ofrecer soporte a los ciudadanos las 24 horas del día, los siete días de la semana, a través de departamentos de policía y bomberos, servicios públicos como el de recolección de basura, el mantenimiento de parques o la gestión de hospitales. Es indudable que esta tecnología aporta un valor estratégico a las compañías e instituciones que lo utilizan y en España hay un buen número de clientes de mainframe, no solo administraciones públicas, sino banca, compañías de seguros y grupos industriales entre otros que confían en esta tecnología para sus procesos empresariales.

En definitiva, el servidor corporativo mainframe es una tecnología del pasado, del presente y no cabe duda de que lo será del futuro. Es imposible concebir muchas de las aplicaciones actuales sin esta máquina ya que constituye el pilar y el motor de transformación de muchos negocios y sectores empresariales. Y por supuesto, es difícil imaginar el futuro de la tecnología sin el mainframe: algunas de las tecnologías más disruptivas del momento, como los circuitos ópticos o la computación cognitiva, tienen en él a su mejor aliado.

Edurne Goiriena, Directora de Grandes Sistemas de IBM España, Portugal, Grecia e Israel.

var dd_offset_from_content = 40;var dd_top_offset_from_content = 0;var dd_override_start_anchor_id = «»;var dd_override_top_offset = «»;

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *