Informatica Day: ¿Doctor, qué le pasa a mis datos?

Ayer tuve el placer de presentar el Informatica Day Madrid 2014, en el que si algo quedó claro es que apostar por una estrategia de calidad de datos, no sólo no es un gasto -es una inversión-, sino que, además en la mayoría de los casos es un ahorro. Los costes asociados a tomar decisiones en base a datos equivocados o, simplemente, los errores generados en cadena por una inconsistencia en los datos maestros pueden ser fatales para la cuenta de resultados de una empresa.

En cierto modo, es como la visita al doctor. Cuando uno (los datos maestros) acude a la consulta del médico (soluciones de Informatica), lo primero que hace éste es revisar tu historia y los síntomas (la calidad de los datos). En función de los resultados obtenidos, aplicará el tratamiento necesario (transformación) para mejorar la ‘calidad’ de nuestra salud.

Pueden presentarse los más diversos síntomas, desde representaciones no estándares, a inconsistencias, duplicaciones… Lo bueno del tratamiento, es que no sólo permite atajar los síntomas sino que, además, proporciona a nuestro organismo los anticuerpos necesarios para hacer frente a nuevas enfermedades. Es lo que durante la jornada de ayer explicaba Alberto Romero, director de Calidad de la Información del Banco Popular, al afirmar que “nuestro índice de calidad ya ronda el 80%, pero el 100% en la entrada de datos de nuevos clientes”.

¿Qué hacemos con Big Data?

Esa es una muy buena pregunta, aunque “en España llevemos dos años de retraso, tanto en su desarrollo como en su impacto”, tal y como apuntó el presidente de la Fundación Big Data, Francisco Javier Antón. El imparable fenómeno Big Data ha traído consigo no sólo volumen, sino también disparidad y complejidad.

Recuerdo un chiste de hace años que hoy todavía se puede aplicar en algunas organizaciones españolas: ¿Cómo saber si el Big Data ha llegado a tu empresa? Porque los informáticos estarán más ocupados comprando cabinas de almacenamiento que en servirte los datos que realmente necesitas.

En realidad, no es para risas. Xavier Martí, IS Business Process Manager de Almirall, me lo comentaba durante uno de los descansos: “lo que da más respeto es la velocidad vertiginosa a la que avanza la explosión de datos, lo sencillo que puede resultar quedarse atrás”. De aquí a 2020, algunos estudios señalan que los datos en las empresas crecerán ¡en un 4.400%! Y muchas empresas, de hecho, se están quedando atrás a pesar de que la tecnología, como demostraron las sesiones de Informatica, ya está ahí para hacer frente al nuevo escenario.

“Big Data será el pegamento que al fin una el mundo operacional con el analítico, pero de nada sirve la potencia sin control”

¿Qué pueden hacer las empresas ante Big Data? Pablo Sáez, IT Manager de Everis, se mostró optimista indicando que Big Data será el pegamento que al fin una el mundo operacional con el analítico. Sin embargo, como él mismo se encargó de matizar, es preciso tener un control sobre estos datos, “de nada sirve la potencia sin control”.

En alguno casos, sobre todo para el alud de datos no estructurados, muchas organizaciones están confiando en plataformas como Hadoop. Ojo: no es la panacea. Manuel Martín, director Preventa de Informatica, se encargó de desmitificar este punto, señalando que si no se tienen los adecuados puentes con Hadoop no tendremos más que otro silo de datos aislado.

SinDominio_InformaticaDay14

Entonces, ¿qué podemos hacer? Apostar por herramientas como la Plataforma de Datos Inteligentes que introdujo Greg Hanson, CTO de Informatica para EMEA. A día de hoy y a pesar de los avances tecnológicos, seguimos escandalizándonos con estadísticas que hablan de que casi el 40% de los datos de las compañías no son correctos o de que más del 90% de las organizaciones admiten que sus datos de contactos no son precisos.

Apostar por la calidad de los datos, que no es un proyecto, como afirmó Romero, sino que es un proceso vivo que requiere de un cambio cultural en toda la organización, puede terminar por reducir en un 40% tanto nuestro presupuesto TI como los costes operativos… y, de paso, incrementar nuestras ventas entre un 20 y un 40%.

La industria al completo se está dando cuenta de ello y, esta misma semana en San Francisco, Salesforce presentó Wave durante su Dreamforce, esto es, un nuevo servicio analítico en la nube. Adivinen en quién se apoya para poderla ponerla en práctica: en Informatica y su propuesta cloud. Y ello a pesar de que Salesforce cuenta con su propia división de calidad de datos llamada Data.com… por algo será. Los datos hablan por sí solos: ya hay más de 3.000 empresas que están usando Informatica Cloud para conectar Salesforce a cada aplicación, no sólo a los sistemas on-premises sino también a redes sociales y entornos móviles.

var dd_offset_from_content = 40;var dd_top_offset_from_content = 0;var dd_override_start_anchor_id = «»;var dd_override_top_offset = «»;

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *