Microsoft Windows Phone sigue fuera de cobertura

Microsoft nunca ha conseguido ser un jugador de peso en el mercado de los smartphones. Ahora, con la apertura por parte de las empresas hacia iOS y Android para sus terminales profesionales, desplazando claramente a BlackBerry y Microsoft, la brecha con Apple y Google se abre todavía más. El mantra del nuevo CEO, Satya Nadella, “Mobile first, cloud first” no parece que vaya bien encaminado.

SinDominio Windows PhoneSi miramos al pasado año, la analista IDC nos revela que de los más de 1.300 millones de terminales móviles que se vendieron, 8 de cada 10 eran Android, consiguiendo acaparar el 81,5% del mercado (1.059 millones vendidos). Por su parte, Apple habría aprovechado el gran tirón que tuvo su iPhone6, pasando de los 153,4 millones de terminales colocados en 2013 a los 192,7 millones de 2014, lo que le hace disfrutar de una cuota de mercado del 14,8%. Considerando que sólo Google y Apple acaparan más del 96% del mercado, el panorama para Microsoft no puede ser muy optimista: en 2014 ni siquiera se alcanzaron los 35 millones de smartphones vendidos con Windows Phone.

En 2014, los terminales con Windows Phone ni siquiera alcanzaron los 35 millones de unidades, frente a los 1.059 de Android

Así las cosas, la mayor constatación del fracaso de Windows Phone es que ya baraja la posibilidad de permitir que las apps de Android se puedan ejecutar en sus terminales. Desde el Gigante de Redmond lo venderán como una mayor libertad al usuario, como una oportunidad de abrir el abanico de posibilidades, pero no, sencillamente, Microsoft lleva años perdida en el mundo de los móviles. Lejos de ayudarle, la compra de Nokia todavía la ha sumergido más en el pozo.

El tesoro de las aplicaciones

Las aplicaciones son la clave para triunfar en el mercado de los móviles y en ese campo de batalla, iOS y Android hace mucho que dejaron atrás a Windows. En sus predicciones para el período comprendido entre 2015 y 2019, la consultora Juniper Research prevé que las descargas de apps crezcan un 28%, disparándolas hasta los 235.000 millones.

Y uno no puede alegar que se deba a que los otros llevaban más tiempo, al contrario. Aunque bajo la nomenclatura de Windows Phone Microsoft está en el mercado desde 2010 (frente a iOS en 2007 y Android en 2008), su predecesor Windows Mobile ya estaba haciendo de las suyas desde el año 2000… sin contar con su génesis en dispositivos móviles, esto es, Windows CE (1996).

SinDominio Mercado apps

Sin embargo, si miramos al pastel de las aplicaciones móviles, la antigüedad no es un grado, más bien todo lo opuesto: Google Play cuenta con más de 1,4 millones de apps, frente a los 1,2 millones del App Store de Apple. ¿Cuántos tiene Microsoft? Pues si sumamos las algo más de 180.000 de si Windows Store con las más de 340.000 del Windows Phone Store nos revela que por fin ha conseguido superar la barrera de las 500.000 apps, muy por detrás de sus rivales.

El movimiento de permitir correr aplicaciones Android en sus terminales es un claro intento por atraer más usuarios que no están dispuestos a renunciar a sus apps favoritas con las que ahora están satisfechos. Hasta ahí todo parece positivo para Microsoft, pero esta apuesta, de llevarse finalmente a cabo, puede tener un efecto bumerán: el número de desarrolladores que aportaran apps al Windows Phone Store podría caer estrepitosamente. Un Windows Phone Store, por otro lado que, según los planes de la compañía, se unificará con el marketplace para PC y tabletas, posicionando a las apps como la niña de sus ojos.

El papel de los desarrolladores

SinDominio Desarrolladores Los desarrolladores juegan un papel esencial en este entramado. Por lo general, los grandes títulos de apps llegan con mucho retraso al Windows Phone Store (cuando llegan) y, cuando lo hacen, no siguen el mismo ritmo de actualizaciones que en el Apple App Store o en Google Play.

Además, acciones como las Snapchat a finales de año, que solicitó a Microsoft que retirara a todos sus clientes del Windows Phone Store tampoco ayudan. Y dos de los grandes bancos en EEUU, como son Chase y Bank of America han terminado por perder la paciencia y han retirado sus aplicaciones de Windows Phone Store.

Según reciente informe de Evans Data, la prioridad de los desarrolladores de Android pasa por testear y depurar bugs en los desarrollos (36%), algo que tampoco sorprende dada la fragmentación de su comunidad; sólo en su Android SDK hay más de 1.600 dispositivos. Los de iOS, en cambio, invierten la mayor parte de su tiempo únicamente en programar (31%), mientras que quienes desarrollan apps para Windows Phone están más preocupados por el diseño.

var dd_offset_from_content = 40;var dd_top_offset_from_content = 0;var dd_override_start_anchor_id = «»;var dd_override_top_offset = «»;

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *